contra el vidrio

casi puedo dejarese pensamiento de lado ese acento a centro del mundoese olor a conciencia¿qué tramas ahora desde tu ventana? crecer y temer se parecenafeitarme la desgana no bastoquincedías sin peso, fuera de gravedadahora, etiquetado, revuelto, ahogado.la sequía y los inviernos sin rebeldía bocabajo en circulos concentricosrecibo la pedrada del desamorcontra el vidrio

19:38

Mujer lluvía desolada esperas el último destello del sol. ocultas el cadáver de mi esperanza.  

Carta. 12 de septiembre de 1847

12 de Septiembre de 1847 Querida Isabel: Las dudas terminaron. Hoy en la mañana, mientras trabajábamos en las defensas del puente, se nos ha avisado que el ejército de Scott avanza sobre nosotros. No quedará tiempo de terminar estas fortificaciones. El general Santa Anna nos visitó por la mañana, verificando el trabajo en las defensas. […]

Carta. 11 de septiembre de 1847

11 de septiembre de 1847 Querida Isabel: Te escribo esta carta antes de que las comunicaciones se interrumpan entre Chapultepec y la Capital. Espero que llegue pronto y que para entonces, ya estés lejos de toda esta locura. Como seguramente ya sabes, las fuerzas de la República han sufrido varios reveses y derrotas en Churubusco […]

círculos

un sobresalto/ /despiertas/te abrazas a sus pestañas vuelvesavolar /en círculos /sobre el moribundo rumor de ausencia/vuelas en círculospara encontrar elrastro de vuelta.

te veo

…te veo/ siempre. en el autobús, las calles/ el balcón. sueño, pienso, vuelo/vuelo, alunizo alucinando luces laicas. voltaicas reminiscencias de tus ojos destellantes y mis zapatos andantes. te veo, te imagino… hasta que se acaba mi café … y no puedo seguirte viendo…

Me sepulta

el día me sepultacon su bruma de los cementerios,y con los hierros de los cementerios,apoyados en muros cubiertos de rosales tardíos,con nubes rojas allá arriba(encima de los cipreses y aves muertas)me sepulta con el viento y las farolasy sus insoportables cristales tristes de tranvíay una despedida que me sangra por los poros, el día me […]

Pedir perdón

No le voy a pedir perdón. No voy a salir, pero no le voy a pedir perdón. Afuera es un día bonito; el cielo brilla y el cielo es azul. Estoy encerrado.Solamente me alegraría dibujar en el pizarrón, pero no hay gis. Dibujar en el cuaderno es aburrido. Soplo en la barra bajo el pizarrón […]

Los ojos de Clara

I No poseo el más mínimo recuerdo de los ojos de Clara, recuerdo vagamente su sonrisa, sus dientes blanquísimos como terrones de azúcar, sus cabellos de enredadera, siempre alegre como las nubes que llegan con los nortes desde el mar, sus piernas que, como una pintura oscura que en el centro resplandecen quietas, serenas, inmutadas, […]