alfonsina

Alfonsina no pudo impedir
que su cuerpo
sediento y desnudo
fuese bebido por el mar.

Comparte este texto

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.