el tiempo es un “por si acaso”

¿sabés acaso
en que sombra te arriesgabas
hace cuatro años?

no ha pasado el mar, es cierto
pero han pasado ciclistas, telares
cadaveres, trenes en desvelo
llamaradas, neblinas

cantos, los cantos, aquellas luces
en la garganta
aquellos cantos a tientas
<azares y días>

y yo, como hace tanto,
escribiendo a deshoras,
en mis lejanías

¿escuchas también la noche?
ven,
insomnia
-silencio-
cuanta proeza, cuanto sueño

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.